Cuando se piensa en los dientes de leche muchos os preguntaréis… ¿por qué son estos dientes importantes si luego salen los permanentes? o ¿es necesario empastar un diente de leche si se va a caer?

Pues bien, los dientes de leche tienen unas funciones más importantes de las que os podéis imaginar.

Como sabéis, los niños de hoy en día pueden dañar la autoestima de su compañero con frases como: “¿y ese diente tan negro? ¡qué feo!”.  Por ello es importante mantenerlos sanos, para mantener la autoestima y el desarrollo de la socialización del niño.

Con los dientes de leche empiezan a masticar e inician la digestión en la etapa de mayor crecimiento y desarrollo corporal.

Hacen que el niño aprenda a pronunciar, masticar, tragar y hablar correctamente.

Guían la salida y colocación de los dientes permanentes.

Si tienen una gran caries, pueden causar dolor y problemas de salud. Al aumentar excesivamente las bacterias de la boca, pueden afectar al diente permanente, perjudicando su erupción.

Por tanto debemos de cuidar la higiene de los más pequeños, acudiendo a revisiones a partir de los 2 años y enseñándoles una buena técnica de cepillado dental e higiene.

En Clínica Dental Galván Lobo disponemos de protocolos de prevención, adaptándonos a la edad y riesgo de caries del niñ@,

Si necesitáis realizar cualquier consulta, estamos a vuestra disposición en los teléfonos 983 371 267 / 620 101 070, 620 101 070 (Whatsapp) o bien en el correo electrónico info@galvanlobo.com.

Cuidamos de vuestra sonrisa.