Una mordida cruzada es una maloclusión que afecta la forma en la que se alinean y engranan los dientes. La señal principal de que podemos tener esta anomalía es que los dientes superiores encajan detrás de los inferiores cuando tenemos la boca cerrada o en reposo, pudiendo afectar a los dientes en la parte frontal de la boca a los de la parte posterior, o ambas partes al mismo tiempo.

Las mordidas cruzadas pueden causar complicaciones y síntomas dolorosos, pero es posible corregirlas con el tratamiento adecuado llevado a cabo por un experto profesional dental.

¿Qué es una mordida cruzada?

Una señal inequívoca de una buena salud bucal es tener las mandíbulas perfectamente alineadas. Cuando los dientes no encajan entre sí cuando tenemos la boca cerrada, es decir, y de ahí viene su nombre, parece que se cruzan, se le llama mordida cruzada.

Cuando tenemos una mordida cruzada, los dientes inferiores “se adelantan” a los dientes superiores. La mordida cruzada es una maloclusión frecuente.

Existen dos tipos: anterior y posterior.

Una mordida cruzada anterior es cuando el grupo de dientes en la parte frontal inferior de la boca encaja sobre los dientes de la mandíbula superior.

Se dice que es posterior cuando el grupo de dientes inferiores hacia la parte posterior de la boca encajan sobre los dientes de la mandíbula superior.

¿Qué problemas puede causar una mordida cruzada?

Las mordidas cruzadas no son solo un problema estético, sino que, sobre todo para adultos, pueden causar otros síntomas como:

¿Cuáles son las causas por las que aparecen las mordidas cruzadas?

  • Una de la principales causas puede deberse a la genética. Si otras personas de la familia han tenido una mordida cruzada, es más probable que sus familiares también la desarrollen.
  • Por una alteración en el desarrollo de los maxilares en la época del crecimiento.
  • Por una erupción tardía de las piezas definitivas. Si los dientes permanentes parecieron tardar en salir, es posible que la línea de la mandíbula y los demás dientes hayan desarrollado una mordida cruzada para compensarlo.
  • Además, hábitos como chuparse el dedo en la niñez y respirar por la boca pueden contribuir a una mordida cruzada.

¿Cómo se corrige una mordida cruzada?

Generalmente, las mordidas cruzadas se corrigen a través de la ortodoncia o tratamiento quirúrgico.

Dependiendo de la gravedad de la mordida, los tiempos de tratamiento para adultos y niños varían. Puede llevar entre 18 meses a 3 años corregirla.

Cuando identificamos mordidas cruzadas en la infancia, el tratamiento puede comenzar antes de los 6 años. De hecho, cuanto antes se comience más efectivo será y el niño empezará a desarrollarse de manera simétrica, cuando la mandíbula aún se está desarrollando. Se pueden usar técnicas para descruzar una mordida, entre ellas: expansores del paladar para ensanchar el techo de la boca y tratar una mordida cruzada. También se pueden utilizar aparatos de ortodoncia.

Los adultos que padecen mordida cruzada leve también pueden usar tratamientos de ortodoncia, que incluyen:

  • Aparatos de ortodoncia (brackets)
  • Expansores de paladar fijos.
  • Elásticos.
  • Alineadores.

Si por el contrario el adulto tiene una mordida más grave, se le puede recomendar una cirugía de mandíbula y/o de maxilar, cuyo objetivo es restablecer y alinear correctamente la misma. Siempre será acompañado de tratamientos ortodónticos adicionales.

Si decides no tratar una mordida cruzada es muy probable que desarrolles otras patologías dentales y/ o posturales. 

Solicita una cita en nuestra clínica dental en Valladolid Galván Lobo para que podamos realizar un diagnóstico y determinar la mejor solución para que luzcas tu mejor sonrisa.

Correo electrónico: info@galvanlobo.com / Teléfonos: 983 371 267 / 620 101 070

Mordida cruzada posterior unilateral de un adulto

Mordida cruzada anterior niño 7 años

Mordida cruzada posterior unilateral niño 4 años