La odontología infantil y la ortodoncia van siempre de la mano, ya que la Asociación Española de Ortodoncistas recomienda que los niños acudan por primera vez al ortodoncista a más tardar a los siete años. Aunque cuanto antes tengan su primera visita con el odontopediatra, posiblemente tendrán mejores hábitos. Tener un ortodoncista especialista en niños junto con los dentistas infantiles permite una mayor colaboración entre las dos especialidades, lo que en última instancia es muy beneficioso para la salud bucal (bucodental) de su hijo.

Importancia de la ortodoncia para niños

Mientras que los dentistas pediátricos se centran en la salud de las encías y dientes, los ortodoncistas se centran en el crecimiento y el desarrollo (craneofacial) de los mismos. Los tratamientos proporcionados por un ortodoncista para niños aseguran que los dientes estén en una correcta posición para permitir no solo una bonita sonrisa, sino también una sonrisa más sana y al mismo tiempo permitiendo una correcta masticación. Los dientes correctamente alineados facilitan su limpieza al tiempo que reducen el riesgo de aparición de caries y tienen menos probabilidades de fracturarse. Los casos más extremos, como la mala alineación facial y mandibular en los niños, también pueden corregirse con tratamiento de ortodoncia, mejorando la respiración nasal, la función masticatoria y aumentando la autoestima de los más pequeños. 

Nuestros dentistas para niños u odontopediatras en Valladolid pueden notar problemas de ortodoncia preliminares, pero solo un ortodoncista puede realizar una evaluación exhaustiva para determinar el tratamiento adecuado. Nuestros especialistas en ortodoncia para niños tienen una capacitación extensa y especializada que les permite proporcionar a niños y adolescentes planes de tratamiento profesionales y muy personalizados.

Como hemos mencionado al principio de este artículo, se recomienda que todos los niños visiten a un ortodoncista hacia los siete años de edad para evaluar posibles problemas en sus dientes y mandíbulas, o ser remitidos desde más pequeños por el odontopediatra (sería lo más recomendable) ya que hay tratamientos que cuanto antes se realicen, podrán evitar futuros problemas más complejos. El tratamiento de ortodoncia para niños es tremendamente ventajoso porque los dientes de un niño pequeño no han terminado de erupcionar, y están en un momento y crecimiento y desarrollo craneofacial, lo que nos permite a los ortodoncistas guiar el crecimiento para poder abordar cualquier problema en esta etapa. Solo así podremos prevenir un problema en el desarrollo, eliminar la causa que lo produce (como pueden ser hábitos de chuparse el dedo, morderse las uñas, uso de chupete, no masticar sólidos, meter la lengua o el labio al tragar, respirar con la boca abierta) y guiar el crecimiento, para asegurarnos que cuando nazcan los dientes permanentes exista suficiente espacio. Al mismo tiempo conseguiremos que la mordida sea correcta, promoviendo tanto la salud oral como la salud física general. 

Un ortodoncista para niños puede recomendar tratarles, aunque aún tengan sus dientes de leche, si descubre cualquiera de los siguientes problemas:

  • Mordidas cruzada anterior: cuando los dientes frontales inferiores están por delante de los dientes frontales superiores
  • Mordidas cruzadas: los dientes superiores muerden por dentro de los dientes inferiores cuando la mandíbula se mueve hacia un lado.
  • Dientes apiñados.
  • Dientes que están muy separados.
  • Que existan dientes extra o por el contrario que falten dientes.
  • Si ve afectado el crecimiento de los dientes o la mandíbula, tanto más adelantada como retrasada.

El ortodoncista podría recomendar utilizar aparatos fijos o removibles, brackets fijos o removibles, o alienadores para cambiar la posición de la mandíbula, mover los dientes o mantener los dientes en su lugar. A veces, los “aparatos” no son necesarios, y la extracción de los dientes de leche puede ayudar a que los dientes permanentes erupcionen mejor.

Si piensas que tu hijo o hija puede necesitar un tratamiento de ortodoncia en Valladolid, o si tiene dientes torcidos o una mandíbula desalineada, o bien no ha acudido nunca al dentista y ya ha cumplido 7 años, solicita una consulta con nosotros.  

Te ofrecemos varias formas para ponerte en contacto con Galván Lobo:

Correo electrónico: info@galvanlobo.com

Teléfonos: 983 371 267 / 620 101 070 / 607 507 171 (Urgencias)

WhatsApp: 620 101 070